Adaptación cultural en la traducción

En ocasiones, la traducción de un documento no tiene que respetar el contenido del original para cumplir con su función: debe adaptar el contenido para que el lector pueda entenderlo. Es el caso de anécdotas o personales locales, juegos de palabras, apelaciones particulares, bromas, etc. Se trata de las necesarias «adaptaciones culturales».

El cliente que encarga la traducción no siempre es consciente de esta necesidad de modificar lo que son referencias culturales locales, que no significan nada para el lector extranjero. Se le debe explicar que se trata de elementos culturales específicos, que deben substituirse por referencias propias del país de destino. Este proceso lleva por nombre naturalización.

 




Comments are Closed